Herunterladen Diese Seite drucken

HAPRO Summer Glow HB404 Bedienungsanleitung Seite 40

Gesichtsbräuner
Vorschau ausblenden

Werbung

ESPAÑOL
40
Solicite a su distribuidor una lista completa de sustancias que pueden causar una reacción
fototóxica.
El bronceado y la salud
El sol, los rayos ultravioleta y el bronceado
El sol
El sol proporciona varios tipos de energía. La luz visible nos permite ver, la luz ultravioleta (UV)
nos broncea, y la luz infrarroja (IR) de los rayos solares nos proporciona el calor que nos gusta
tomar.
Los rayos ultravioleta y la salud
Con moderación, la radiación UV puede tener un efecto positivo para la piel y en la salud en
general. Por eso, es importante seguir las recomendaciones sobre los tiempos de exposición,
los intervalos entre sesiones y las distancias a las lámparas.
La radiación UV puede causar daños a la piel o a los ojos que podrían ser irreversibles. Estos
efectos biológicos dependen de la calidad y la cantidad de la radiación, así como de la
sensibilidad de la piel de cada persona.
La piel puede desarrollar quemaduras después de una exposición excesiva. Demasiadas
exposiciones a la radiación ultravioleta del sol o de dispositivos de bronceado pueden dar
lugar a un envejecimiento prematuro de la piel e incrementar el riesgo de formación de
tumores en la piel. Estos riesgos son mayores a medida que aumenta la exposición acumulada
a la radiación UV. La exposición a edades tempranas incrementa el riesgo de daños en la piel
en etapas posteriores de la vida.
Ciertas afecciones médicas o los efectos secundarios de las medicinas pueden agravarse por la
exposición a la radiación UV. En caso de duda, acuda a un médico.
Sesiones de bronceado: frecuencia y duración
Broncearse de manera responsable significa dejar que la piel se vaya acostumbrando a la
radiación UV. Un tratamiento suele constar de diez sesiones. Los tiempos que cada persona
puede aguantar se deben consultar en la tabla adjunta, en la columna del tipo de piel (véase el
paso 1).
No es necesario seguir al pie de la letra esta tabla para broncearse; se trata de una herramienta
orientativa. No obstante, observe siempre cómo reacciona su piel: ella es la verdadera
indicadora. Limite el tiempo de exposición para evitar quemaduras (eritema de la piel). Si se
produce eritema unas horas después de la sesión, se aconseja interrumpir el tratamiento de
bronceado durante una semana y retomar las sesiones desde el principio según la tabla de
bronceado.
En lugar de seguir un tratamiento, también puede usar de vez en cuando un aparato de
bronceado para mantener el color. En cualquier caso, es importante no superar el número
máximo de sesiones de bronceado recomendado al año.
● Para este aparato el número máximo de horas de bronceado al año es de 20 (=1.200
minutos).
Por supuesto, el número máximo de horas de exposición se aplica por separado para cada
parte o lado del cuerpo que vaya a broncear.
Observación: Deje pasar al menos 48 horas entre la primera y la segunda sesión. Si experimenta
efectos secundarios no deseados (como picores) durante esas 48 horas, acuda a un médico antes de
proceder a la siguiente sesión.

Quicklinks ausblenden:

Werbung

loading